¿POR QUÉ A VECES PARECE QUE LAS OPORTUNIDADES SE TE ESCAPAN?

Llega a sucederte que casi, casi alcanzas un propósito y de pronto se esfuma, o que por mas empeño que pones en lograr tus metas, estas parecen alejarse más. ¿Por qué experimentas esto?

Existe dentro de nuestro cerebro un conjunto de neuronas y fibras neuronales que corren a lo largo del tallo cerebral, que ha sido llamado Sistema de Activación Reticular (SAR) y que entre muchas de sus funciones es el encargado de controlar la información que llega a nuestro cerebro de manera consciente, es decir, funciona como un filtro que decide que es lo importante para ti y que no, de tal forma que de los cas 10 millones de bits de información que recibimos cada instante el SAR solo permite pasar a tu consciente el 5%.

¿Y en qué se basa para dejar pasar o no dejar pasar información? En el menú que tú mism@ le has proporcionado, y éste menú está formado por tus creencias y tu auto-imagen.

Tu auto-imagen se va formando desde el momento en que naces y la van construyendo todas las afirmaciones que escuchas desde tu hogar y la escuela cunado eres pequeñ@ y van desde “eres muy inteligente”, “vas a lograr muchas cosas” hasta “no sirves para nada” “eres un inútil”, “eres floj@ e irresponsable”. ¿Cuál ha sido tu menú?

La auto-imagen es solo una parte del menú, la otra son las creencias. Esas ideas que se han ido adhiriendo a nuestro inconsciente de manera casi imperceptible y que nos hacen tomar decisiones a veces irracionales solo por el hecho de que creemos en algo sin darnos cuenta siquiera. Por ejemplo, si desde pequeñ@ ha quedado grabado en ti el concepto de que no eres buen@ para las matemáticas, muy difícilmente podrás sobresalir en esa materia, o si estás convencid@ de que no cuentas con la personalidad que se requiere para triunfar en los negocios, tu SAR ha tomado eso como una verdad irrefutable y cualquier información que llegue a ti contraria a esa creencia simplemente será eliminada por él, pues su función es mantenerte siempre “a salvo” de aquello que no coincida con tus creencias o tu auto-imagen.

¿Por qué sucede esto sin que ni siquiera nos percatemos? Pues por que así ha sido diseñado el cerebro humano, no podríamos estar atendiendo de manera consciente a todas las funciones que debemos supervisar para mantenernos viv@s y en armonía, y cada vez que nuestro cerebro ha aprendido como se realiza una función la deja en automático, como la respiración, el metabolismo o la digestión; son funciones que no se ejecutan de manera consciente, pues ya han sido programadas y así, sin darnos cuenta vamos programando funciones que no nos permiten crecer. La buena noticia es que esa programación puede ser modificada y tú mism@ puedes re-programar tu mente.

En el próximo artículo hablaremos de técnicas que te ayudarán a reprogramar tu mente para eliminar las creencias limitantes.

Tags: No tags

Leave a Comment